En junio… Poesía

junio 18th, 2009

El paseo de Doña Urraca

El paseo de Doña Urraca

 

Una mañana encendida

de aire transparente y sol

miró afuera Doña Urraca

y de su casa salió.

 

Como iba a dar un paseo,

y por si hacía calor,

decidió llevar sombrilla

y de su casa salió.

 

También podía hacer frío:

gorro y bufanda tomó,

se los puso con gran prisa

y de su casa salió.

 

Y si llovía, ¿qué haría?

Podía esconderse el sol.

LLevó además el paraguas

y de su casa salió.

 

Quería estar elegante

por si encontraba a un señor:

se puso tacones altos

y de su casa salió.

 

Por parecer gran señora

se puso sombrero alón,

una falda de volantes,

y de su casa salió.

 

Pero faltaba un collar

y de prisa lo buscó,

se lo enredó por el cuello

y de su casa salió.

 

Read the rest of this entry »

En junio… Poesía

junio 18th, 2009

Norberto, el elefantito.

 

Se lo trajo Marí –

 

 Norberto, el elefan-

tiene los ojos ne-

pero la trompa blan-

 

Sentado en su silli-

toma sopas con hon-

chicle y chocolati-.

 

Es un tipo muy ra-.

Cuando llueve se mo-

si no lleva para-

 

Y cuando tiene sue-,

se queda dormidi-

en su cojín de se-.

 

Se lo trajo Marí-

una noche de ju-

que cenó con Pingüi-.

 

Y ahora es muy buen compa-

de don Diablito Ro-

y don Mapache Sa-.

 

Carlos Murciano.

 

 

En junio… Poesía.

junio 18th, 2009

Abril

El chamariz en el chopo

 

 

El chamariz en el chopo.
-¿Y qué más?
El chopo en el cielo azul.
- ¿Y qué más?
El cielo azul en el agua.
- ¿Y qué más?
El agua en la hojita nueva.
- ¿Y qué más?
La hojita nueva en la rosa.
- ¿Y qué más?
La rosa en mi corazón.
- ¿Y qué más?
¡Mi corazón en el tuyo!
Juan Ramón Jiménez

 

 

 

 

 

En junio… Poesía.

junio 12th, 2009

Corazón de colores

 

Corazón de colores

 

 

La historia de mi vida

os la quiero contar.

Mi vida fue de oro

(corazón, corazón de colores)

mi vida fue de oro

como un palacio real.

 

La historia de mi vida

os la quiero contar.

Mi vida fue de sangre

(corazón, corazón de colores)

mi vida fue de sangre

como una amapolal.

 

La historia de mi vida

os la quiero contar.

Mi vida fue de plata

(corazón, corazón de colores)

mi vida fue de plata

como un cristal raudal.

 

Juan Ramón Jiménez.

En junio… Poesía.

junio 12th, 2009
La trompeta…

La trompeta

                

 

                 trom
La trompeta
                 petea

                pia
El piano
                nea
Violines escondidos
        violinan
violi
          nean
      ¿Y el oboe?
           o
           b
       o
           e
           a
Pianea la trompeta.

El piano violinea.
Los violines escondidos
trompetean oboean.

Es la orquesta
de mis sueños
la que ea
            orquestea.

La trompeta oboea.
El piano trompetea.
Los violines pianean.
El oboe violinea.

¡Oh, qué lío!
Ya no entiendo
a esta orquesta
            que orquestea.

 

Antonio García Teijeiro

 

Recitamos Santiago y Miguel.

 

 

En junio… Poesía.

junio 12th, 2009

Los capicúas

 

Los capicúas

 

Son los capicúas unos animales

que tienen las manos y los pies iguales.

 

Podéis observarlos un día o un mes:

¿están del derecho o están del revés?

 

Preparan sus manos pasteles y tartas

mientras con los pies juegan a las cartas.

 

Por narices lucen raros instrumentos

que suenan alegres cuando están contentos.

 

Si los ves moverse, no sabrás jamás

si se están pegando o bailan el vals.

 

Y cuando se sientan en silla o sillón

sus miembros se enredan en gran confusión.

 

Ningún capicúa sabe con certeza

dónde está su cola y dónde su cabeza.

 

DAVID CIRICI

En junio… Poesía

junio 12th, 2009

Los que no danzan

 

 

Los que no danzan

Una niña que es inválida
dijo: —«¿Cómo danzo yo?»
Le dijimos que pusiera
a danzar su corazón...

Luego dijo la quebrada:
—«¿Cómo cantaría yo?»
Le dijimos que pusiera
a cantar su corazón...

Dijo el pobre cardo muerto:
—«¿Cómo danzaría yo?»
Le dijimos: —«Pon al viento
a volar tu corazón...»

Dijo Dios desde la altura:
—«¿Cómo bajo del azul?»
Le dijimos que bajara
a danzarnos en la luz.

Todo el valle está danzando
en un corro bajo el sol.
A quien falte se le vuelve
de ceniza el corazón...

 

Gabriela Mistral.

 

 

En junio… Poesía

junio 10th, 2009

                                             

      El Caballo Bayo

 

El caballo Bayo

 

                                                   Las crines al aire ,

                                                   detrás de la valla,

                                                   el caballo bayo

                                                   relincha y se enfada.

 

                                                   Quiere ir a los prados,

                                                   galopar sin trabas,

                                                   cruzar el arroyo,

                                                   beber en la charca.

 

                                                   Quiere ser tan libre

                                                   como son las águilas

                                                   que vuelvan sin prisa

                                                   sobre las montañas;

 

                                                    libre como el viento,

                                                    libre como el agua

                                                    y como las nubes

                                                    que pasan y pasan.

 

                                                    El caballo bayo

                                                    se saltó la valla

                                                    y pace los tréboles

                                                    de la madrugada.

 

Carlos Murciano

Recitamos María y Noelia.

En Junio…poesía

junio 10th, 2009

Locomotora

locomotora

 

 

Hierro, Hierro, Hierro

loco todo el tren

Hierro, Hierro, Hierro
 
galopa a través
 
Hierro, Hierro, Hierro
 
de tierras y cielo
 
Hierro, Hierro, Hierro.
 
Loco todo el tren
 
por tierras y cielos
 
huye sin cesar,
 
su sino es gritar
 
Hierro, Hierro, Hierro
Hierro, Hierro, Hierro
 
Si quieres coger
 
nube o flor, yo tren
 
pararme no puedo
 
Hierro, Hierro, Hierro
Luis Cernuda.

Animo a leer

junio 8th, 2009

“En el planeta del principito había semillas terribles… como las semillas del baobab. El suelo del planeta está infestado de ellas. Si un baobab no se arranca a tiempo, no hay manera de desembarazarse de él más tarde; cubre todo el planeta y lo perfora con sus raíces. Y si el planeta es demasiado pequeño y los baobabs son numerosos, lo hacen estallar.”

 

 

Animo a leer El principito.

Porque es un cuento breve, tierno, muy bien escrito, que a veces hace sonreír y a veces te pone triste.

Porque es un libro que nos hace pensar.

 

 

Cuando logré, por fin, articular palabra, le dije:

– Pero… ¿qué haces tú por aquí?

Y él respondió entonces, suavemente, como algo muy importante:

-¡Por favor… píntame un cordero!

Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer. Por absurdo que aquello me pareciera, a mil millas de distancia de todo lugar habitado y en peligro de muerte, saqué de mi bolsillo una hoja de papel y una pluma fuente. Recordé que yo había estudiado especialmente geografía, historia, cálculo y gramática y le dije al hombrecito (con un poco de mal humor), que no sabía dibujar.

– No importa – me respondió-, píntame un cordero!

Como jamás había dibujado un cordero, rehíce para él uno de los dos únicos dibujos que yo era capaz de realizar: el de la serpiente boa cerrada. Y quedé estupefacto cuando oí decir al hombrecito:

– ¡No!, !No! Yo no quiero un elefante en una serpiente. La serpiente es muy peligrosa y el elefante ocupa mucho sitio. En mi casa es todo muy pequeño. Necesito un cordero. Píntame un cordero. 

 

embedded by Embedded Video

YouTube Direkt