Fue otorgado al noruego Finn Kydland y al estadounidense Edward Prescott por su análisis de la influencia del modo de la determinación de la política económica en los ciclos económicos. Según la Real Academia Sueca de ciencias, su investigación ha transformado la teoría de los ciclos económicos al integrarla con la teoría del crecimiento económico.

Las reglas del juego serían claves para el crecimiento económico. “Un sistema de reglas puede garantizar que el gobierno no sorprenderá a los agentes económicos modificando inesperadamente su política, permite alcanzar resultados superiores a aquellos que se obtienen bajo régimen discrecional”. Sería preferible, según sus conclusiones,  una legislación que introduzca imperfecciones a una ausencia absoluta de reglas.

premio nobel 2004premio nobel 2004