Para que existan países ricos es imprescindible que subsistan países subdesarrollados, a los que podamos sacar rendimiento económico explotando sus fuentes de materias primas. Los resultados obtenidos por algunos trabajos econométricos respaldan la hipótesis de que cuanto más rico es un país, hay una parte más pobre de la población que vive con menos de un dólar al día.

De esta forma, a lado de países ricos, industrializados y con un alto nivel de desarrollo económico y social existen otros países con un nivel medio de desarrollo, y de ellos se dice que están en vías de desarrollo, y también existen otros países con un bajo nivel de desarrollo que son los países pobres. Existen grandes desigualdades entre unos países y otros, hay desigualdad en el crecimiento económico, así, EE. UU., Japón y Alemania concentran el 50% de la producción mundial, hay desigualdad en el consumo, así, el consumo de energía que es uno de los indicadores del desarrollo de un país, EE. UU. Japón, Europa Occidental, Rusia, Australia y Nueva Zelanda concentran el 80% mundial y en el consumo de alimentos los países más desarrollados son los que más alimentos consumen por habitante frente a países de África y de Asia en los cuales gran parte de la población pasa hambre.

Los principales factores que influyen en la desigualdad son los siguientes: el medio físico,  los países más ricos de la tierra están situados en las zonas templadas, que son las que reúnen mejores condiciones para el desarrollo de las actividades humanas frente a los países tropicales en los cuales el calor y la gran humedad no son favorables al desarrollo de la vida humana, la revolución industrial, ya que los países que iniciaron su despegue industrial en el s. XIX actualmente son los países más ricos de la Tierra, y el neocolonialismo porque los países que antiguamente fueron colonias mantienen relaciones económicas desiguales como los países de los cuales dependieron.

Las principales características del mundo subdesarrollado son las desigualdades sociales, el gran crecimiento demográfico, altas tasa de mortalidad infantil, corta esperanza de vida, altos porcentajes de analfabetos dentro de la población adulta, baja escolarización en la enseñanza secundaria y universitaria, graves deficiencias sanitarias, malas comunicaciones y sistemas de transporte insuficientes y poca industrialización, entre otras.

Actualmente podemos hablar del concepto de Globalización de la economía mundial después de los años 70 del siglo XX, a pesar que es producto del desarrollo histórico y que sus bases primeras quedaron sentadas desde el encuentro de las dos culturas, la europea y americana.

La Globalización trae consigo la aplicación por parte de los más poderos de políticas de ajuste económico en beneficio propio, sin importarles los resultados adversos para la economías más débiles, el medio ambiente y el hombre.

Para hacerle frente a la Globalización de la economía mundial, diversos países se agrupan en bloques regionales, en proyectos de cooperación, colaboración e integración y así salir un poco de la dependencia respecto a las grandes potencias productoras y comercializadoras.

El problema esta vigente y tendremos que seguir preguntándonos sobre los efectos económicos de la globalización: ¿DESARROLLO O SUBDESARROLLO?

mapa paises ricos y pobres

 

 

 

FUENTES:

 Romero, A: Reflexiones sobre la globalización.

www.uv.es/asepuma/XIII/comunica/comunica_09.

 http://www.rcci.net/globalizacion/2002/fg239.zip