QUÉ ES LA ECONOMÍA SUMERGIDA Y QUÉ LO CAUSA

En España, un país considerado desarrollado, cada vez es mÁs común oír hablar de la economía sumergida. Este término, conocido por muchos, consiste en actividades que son productivas en el sentido económico y relativamente legal ( si se cumplen ciertas regulaciones), pero que son escondidas de las administraciones públicas. Y es que el miedo de los trabajadores a la hora de ejercer un oficio en el cual se trabaja muchas horas con un salario mínimo y sin contrato, llevará que estos multitudinarios laboriosos a que les quede una pensión miserable. El hecho de que muchas empresas y trabajadores se involucren en este mercado negro y por lo tanto, cobren sin dar parte al Estado de haber realizado una transacción económica se debe a causas como estas:

La primera causa es la evasión de los impuestos, a esto nos referimos cuando una persona física o moral contrae unos ingresos por una prestación o venta y se ve en la obligación de pagar determinados impuestos a su país, cosa que no pasa si lo haces a las espaldas del gobierno. Esta práctica la suelen utilizar sobre todo los que tienen grandes fortunas personales, y una de las modalidades más conocidas es la de los paraísos fiscales, países donde el sistema tributario favorece ostensiblemente a sus no residentes. Otra práctica también sería evitar el pago de cotizaciones a la Seguridad Social.

Otra causa sería las actividades ilegales y delictivas, como por ejemplo la venta de droga o armas que está prohibida por el gobierno, ademas de considerarse delito. Y después también está la prostitución que obviamente está abolida, pero no se le da tanto “bombo” y se ignora más.

Por último encontramos la doble contabilidad. Esta consiste en llevar dos tipos de contabilidad, una real y otra fraudulenta. Esta primera se utiliza al presentar los números frente a un organismo no recaudatorio como el banco, mientras que la segunda, modificada, beneficia más al individuo o empresa y es la que se muestra a organismos oficiales como Hacienda.

¿CÓMO AFECTA AL ESTADO?

Cuando en un país, como el nuestro que sufre un alto porcentaje de economía sumergida, deja de recaudar muchos millones de euros lo que perjudica mucho nuestro estado social.

Nuestro Estado de bienestar se basa en la redistribución de la riqueza de forma solidaria y atiende a las necesidades de los ciudadanos (la atención sanitaria,  en caso de desempleo proporciona unas prestaciones, jubilaciones) a partir de las recaudaciones que realizamos todos los ciudadanos con nuestro trabajo. Por lo tanto la economía sumergida provoca una disminución en esas recaudaciones a favor del Estado, que realiza mediante los impuestos y las cotizaciones sociales  lo que se traduce en un recorte de las partidas presupuestarias vinculadas a las políticas sociales.

¿CÓMO AFECTA A LAS EMPRESAS Y TRABAJADORES?

Esta economía también afecta, sobre todo negativamente a los trabajadores, ya que si este decide trabajar en negro y sin asegurar, no cotiza. Por lo tanto no tendría derecho a unas vacaciones o a cobrar en situaciones de baja laboral, y en un futuro tampoco tendría una pensión por jubilación.

En cuanto a las empresas que promueven una economía sumergida realizan una competencia desleal frente a otros negocios que sí trabajan de forma legal y las dejan en clara desventaja. Esta modalidad también provocaría a su vez  una falta de solidez en nuestra estructura empresarial y además, en caso de ser descubierta, conllevaría una importante sanción.

¿SE PUEDE ELIMINAR LA ECONOMÍA SUMERGIDA? ¿CÓMO ES NUESTRA ECONOMÍA SUMERGIDA?

La respuesta a la primera pregunta es rotunda, no. No se puede acabar con la economía de forma definitiva, ya que vivimos en un país con miles de personas con miles de empresas de todo tipo de tamaños, con cientos de actividades. El desinterés de las empresas de evitar esta economía, y sobre todo, la falta de medidas hace que eliminarla sea imposible.

 En cuanto a la segunda hace tan solo unos días se manifestaba el expresidente de la Organización Profesional de los Inspectores de Hacienda, Julio Ransés, y ha cuantificado en una pérdida de 200.ooo millones de euros anuales a favor del estado debido a la economía sumergida. Ransés también ha declarado que las tramas de defraudación del IVA es una de las principales prácticas.

Actualmente, la economía representa en torno al 18,6% de PIB, una de las mayores tasas del continente europeo. Todo esto se debe al alto grado de corrupción que sufre nuestro país, que está ligado directamente al trabajo no declarado y por lo tanto crea una elevada tasa de paro que está arrasando nuestro país.

FUENTES:  

http://www.lavanguardia com/economia/20150429/54430927448/espana-deja-de-ingresar-200-000-millones-anuales-por-la-economia-sumergida.html

http://comohacerpara.com/que-es-la-economia-sumergida_7582t.html

http://decigarrasyhormigas.com/2012/04/23/economia-sumergida-economia-ilegal/

http://www.huffingtonpost.es/2014/11/26/economia-sumergida-randstad_n_6227812.html

http://www.ccooaragoncite.com documentos/guia%20economia%20sumergida.pdf