2

ALBA Y EL EXTRAÑO CASO DE LA MALETA DESAPARECIDA

Posted by candelamontero on noviembre 26, 2010 in Relato |

Nos encontrábamos en la estación cuando Lucía comenzó a gritar:

-¡Mi maleta!¡Mi maleta!¡¡He perdido mi maleta!

 

Entonces a Carolina se le ocurrió la brillante idea de ir a mirar a la sección de objetos perdidos, y nos acercamos hasta allí antes de que a Lucía le diese un ataque de nervios.

Había un ir y venir de turistas y equipajes; entonces una señora de gafas, muy simpática, se acercó a nosotros, nos preguntó qué necesitábamos y nosotras le contamos lo que nos ocurría, ella agregó:

-¡Qui! Digo…¡si! Tenemos aquí una “hegmosa” maleta, puede que sea la tuya niñita, es “vegde” y “enogme” ¿”Cgees” que puede “pegtenecegte”?

Cuando las cuatro íbamos a decir que no, porque la maleta de Lucía era de color rosa, Alba le pidió a la simpática señora que nos la dejara ver y esta nos la enseñó. Ninguna de nosotras comprendía lo que Alba había hecho, pero ella, para sacarnos de nuestro asombro, comenzó a  hablar, después de haber abierto la maleta:

-No es de Lucía, pero ya sé de quien es.

-¿De quién? -Preguntamos las tres a coro.

-¡Elemental queridas chicas! -comenzó a respondernos nuestra amiga. -Por la foto de familia, no es difícil deducir, que tiene hijos, y que es una mujer, por los zapatos que aquí se encuentran, también es perfectamente reconocible su procedencia parísina, puesto que solo alguién que sepa hablar francés y resida allí, compraría la revista “Avec toi”, también se dirige a Viena, a dar un concierto con la flauta que hay aquí, y para orientarse mejor, ha comprado este folleto en la tienda de esta misma estación y es muy probable, que haga algunas fotos con esta cámara fotográfica, debido a su evidente afición por la fotografía. por todo esto puedo deducir que…pertenece a esa chica de la entrada que está preguntando por una maleta de estas características.

Nosotras nos quedamos impresionadas, con los ojos como platos, mientras Alba le estregaba la maleta a la joven. Finalmente un señor trajo la maleta de Lucía y las cuatro nos fuimos al andén a esperar el autobús.

Candela Montero Río 1º ESO

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2008-2020 El oso de las cañerías All rights reserved.
This site is using the Desk Mess Mirrored theme, v2.5, from BuyNowShop.com.