Alumnado autónomo, crítico e independiente

Escrito por blogmaestro
10 de diciembre de 2014 a las 16:23h

La autonomía del alumnado es uno de los principales objetivos del sistema educativo. / P. RODRÍGUEZ

Las leyes educativas llevan años enfatizando la importancia y la necesidad de promover la autonomía del alumnado en unos tiempos socialmente poco propicios. Así, uno de los objetivos principales de la Educación Infantil según la ley actual es “adquirir progresivamente autonomía en sus actividades habituales”. En Primaria se amplia con la finalidad de “adquirir habilidades para la prevención y para la resolución pacífica de conflictos, que les permitan desenvolverse con autonomía en el ámbito familiar y doméstico, así como en los grupos sociales con los que se relacionan”. En la ESO esta autonomía se diversifica y se busca “desarrollar el espíritu emprendedor y la confianza en sí mismo, la participación, el sentido crítico, la iniciativa personal y la capacidad para aprender a aprender, planificar, tomar decisiones y asumir responsabilidades”.  Por su parte, la Formación Profesional Básica y los ciclos formativos de grado medio deben contribuir a “ampliar las competencias de la enseñanza básica adaptándolas a un campo o sector profesional que permita al alumnado el aprendizaje a lo largo de la vida, a progresar en el sistema educativo, y a incorporarse a la vida activa con responsabilidad y autonomía”. Algo que se convierte en un objetivo general de toda la Formación Profesional, centrado en la capacidad de trabajo en equipo desde la autonomía personal para “aprender por sí mismos y trabajar en equipo, así como formarse en la prevención de conflictos y en la resolución pacífica de los mismos en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social”. Finalmente, en el Bachillerato se completa este camino hacia la autonomía buscando “consolidar una madurez personal y social que les permita [a los alumnos y alumnas] actuar de forma responsable y autónoma y desarrollar su espíritu crítico. Prever y resolver pacíficamente los conflictos personales, familiares y sociales”.

BOE.LOE-LOMCE Texto Consolidado

Ante este enorme reto se pueden encontrar situaciones de dependencia tanto fomentadas por las familias como por el propio sistema, acostumbrado, según se va avanzando en él, a fórmulas centradas en los contenidos y en los aprendizajes poco activos. Algo sobre lo que lleva reflexionando Ana Torres Jack en La Voz de la Escuela durante las dos últimas semanas:

Hijos autónomos, niños felices.LVE.3 y 10.12.2014

Torres Jack advierte de que cuando “sobreprotegemos a nuestros hijos calmamos nuestra propia angustia de que algo malo les pueda pasar. Así les evitamos las pequeñas frustraciones del día a día pero al mismo tiempo les transmitimos un mensaje subliminal muy destructivo: «Tú solo no eres capaz», «No confíes en ti mismo», «Tú no puedes»”. Por eso propone, entre otras cosas, animarlos “a enfrentarse por ellos mismos a situaciones difíciles”, enseñarles “a ser capaces de tomar decisiones con criterio y a asumir sus consecuencias”. Y por eso concluye que no debemos “tener miedo a que se frustren” ya que “tienen más capacidad de lucha y superación de lo que nosotros nos imaginamos”.

Y esa capacidad de lucha y superación es algo que claramente estaremos fomentando dentro de los proyectos cooperativos que Prensa-Escuela propone a través de su programa de blogs. La inclusión de la realidad diaria en las aulas a través de la información periodística propicia el desarrollo del espíritu crítico, la autonomía individual y la capacidad de trabajar en equipo que las leyes educativas nos piden que impulsemos en todos los niveles.

Coda complementaria

Esta propuesta complementaria la ofrece el programa de la 2 de TVE “Para todos la 2” que, en su programa del jueves 11 de diciembre de 2014 y a partir de el minuto 1:17:00 (una hora y 17 minutos), ofrece un coloquio titulado “¿Educamos entre algodones?” en el que se analizan las actitudes sobreprotectoras:

Etiquetas: , ,

Una respuesta a “Alumnado autónomo, crítico e independiente”

  1. BLOGMAESTRO » Blog Archive » Alumna... dice:

    […] Las leyes educativas llevan años enfatizando la importancia y la necesidad de promover la autonomía del alumnado en unos tiempos socialmente poco propicios. Así, uno de los objetivos principales de la Educación Infantil según la ley actual es “adquirir progresivamente autonomía en sus actividades habituales”. En Primaria se amplia con la finalidad de “adquirir habilidades para la prevención y para la resolución pacífica de conflictos, que les permitan desenvolverse con autonomía en el ámbito familiar y doméstico, así como en los grupos sociales con los que se relacionan”. En la ESO esta autonomía se diversifica y se busca “desarrollar el espíritu emprendedor y la confianza en sí mismo, la participación, el sentido crítico, la iniciativa personal y la capacidad para aprender a aprender, planificar, tomar decisiones y asumir responsabilidades”. Por su parte, la Formación Profesional Básica y los ciclos formativos de grado medio deben contribuir a “ampliar las competencias de la enseñanza básica adaptándolas a un campo o sector profesional que permita al alumnado el aprendizaje a lo largo de la vida, a progresar en el sistema educativo, y a incorporarse a la vida activa con responsabilidad y autonomía”. Algo que se convierte en un objetivo general de toda la Formación Profesional, centrado en la capacidad de trabajo en equipo desde la autonomía personal para “aprender por sí mismos y trabajar en equipo, así como formarse en la prevención de conflictos y en la resolución pacífica de los mismos en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social”. Finalmente, en el Bachillerato se completa este camino hacia la autonomía buscando “consolidar una madurez personal y social que les permita [a los alumnos y alumnas] actuar de forma responsable y autónoma y desarrollar su espíritu crítico. Prever y resolver pacíficamente los conflictos personales, familiares y sociales”.BOE.LOE-LOMCE Texto Consolidadohttps://es.scribd.com/doc/249730354/BOE-LOE-LOMCE-Texto-Consolidado Ante este enorme reto se pueden encontrar situaciones de dependencia tanto fomentadas por las familias como por el propio sistema, acostumbrado, según se va avanzando en él, a fórmulas centradas en los contenidos y en los aprendizajes poco activos. Algo sobre lo que lleva reflexionando Ana Torres Jack en La Voz de la Escuela ( http://www.lavozdegalicia.es/noticia/lavozdelaescuela/2014/12/10/efectos-secundarios-sobreproteccion/0003_201412SE10P3996.htm ; ) durante las dos últimas semanas:Hijos autónomos, niños felices.LVE.3 y 10.12.2014https://es.scribd.com/doc/249764252/Hijos-autonomos-ninos-felices-LVE-3-y-10-12-2014 Torres Jack advierte de que cuando “sobreprotegemos a nuestros hijos calmamos nuestra propia angustia de que algo malo les pueda pasar. Así les evitamos las pequeñas frustraciones del día a día pero al mismo tiempo les transmitimos un mensaje subliminal muy destructivo: «Tú solo no eres capaz», «No confíes en ti mismo», «Tú no puedes»”. Por eso propone, entre otras cosas, animarlos “a enfrentarse por ellos mismos a situaciones difíciles”, enseñarles “a ser capaces de tomar decisiones con criterio y a asumir sus consecuencias”. Y por eso concluye que no debemos “tener miedo a que se frustren” ya que “tienen más capacidad de lucha y superación de lo que nosotros nos imaginamos”.Y esa capacidad de lucha y superación es algo que claramente estaremos fomentando dentro de los proyectos cooperativos que Prensa-Escuela propone a través de su programa de blogs. La inclusión de la realidad diaria en las aulas a través de la información periodística propicia el desarrollo del espíritu crítico, la autonomía individual y la capacidad de trabajar en equipo que las leyes educativas nos piden que impulsemos en todos los niveles.  […]

Deja tu comentario