Debate sobre las vocaciones científicas más allá de la estratosfera

Escrito por blogmaestro
29 de abril de 2015 a las 12:10h

Puesta en órbita del telescopio espacial Hubble el 25 de abril de 1990. / NASA

Los proyectos científicos pueden basarse, como el caso del telescopio espacial Hubble, en las reflexiones, sueños y propuestas de cualquier persona inquieta y apasionada. Por eso es tan importante en las escuelas poner en un primer plano las noticias científicas para dar de comer a esas mentes motivadas por la investigación en ciencia que pueden llevar a historias como la de Lyman Spitzer, un joven astrofísico que en 1946 se atrevió a soñar un telescopio espacial.

Esta historia da pie al repaso que La Voz de la Escuela da hoy al 25 aniversario de la puesta en órbita del telescopio Hubble:

En inglés (de momento) se puede ver el documental que la NASA ha dedicado a este instrumento de exploración interestelar:

embedded by Embedded Video

YouTube Direkt

Para iniciar una reflexión sobre la necesidad de las vocaciones científicas se puede partir del breve artículo de opinión que Manuel Luis Casalderrey publicó en La Voz de Galicia el pasado 23 de septiembre:

Un segundo paso puede consultarse una entrevista realizada en La Voz el 5 de enero de 2013 al mencionado científico Ignacio Cirac y titulada «Es una desgracia que España no pueda retener a sus científicos», otra cuestión que complica aún más la situación de las personas que puedan tener esa vocación y que teman dedicarse a ella por una situación no resuelta en España, la fuga de cerebros:

A 25 años de la puesta en órbita del Hubble es muy necesario que en nuestras aulas se hable de ciencia, de vocaciones científicas y de posibilidades de trabajo e investigación en nuestro propio país, para que en las salidas de la atmósfera terrestre y en los últimos hallazgos del CERN haya científicos españoles que estén desarrollando proyectos en universidades y empresas españolas. Una vocación que debe favorecerse desde el momento que nuestro alumnado pone el pie en la escuela por primera vez.

Etiquetas: ,

Deja tu comentario