Archive for noviembre, 2018

idealización en la escultura y el retrato en romana

El retrato es uno de los géneros preferidos por los romanos, pues la idea de perpetuar es frecuente entre sus ideales. Y es que este planteamiento no es

La escultura helenística griega, ¿recuerdas que estaba marcada esta etapa por el fuerte realismo? Eso será lo que atraiga a los romanos, quienes se apartarán poco a poco de la tendencia idealizante.exclusivo de ellos, sino que se basan en prácticas y antiguas costumbres. Así podemos diferenciar distintas fuentes de inspiración:

  • La escultura funeraria etrusca, especialmente las cubiertas de los sarcófagos que representaban a los difuntos.
  • Las imagines maiorum, eran los retratos de los antepasados que decoraban los atrios de las casas de los patricios romanos y que comenzaron siendo mascarillas mortuorias. Buena muestra de este estilo es el conocido como el Patricio Barberini.

En general, los retratos podemos encontrarlos como busto, escultura exenta y ecuestre.

Pero la retratística romana no seguirá una misma línea sino que irá sufriendo evolucionando. Podemos advertir distintos periodos en función de las características que prevalecen, por ejemplo:

Hasta el siglo I el retrato imperial evidencia una clara predisposición hacia la idealización. Así lo vemos por ejemplo en el Augusto de Prima Porta, en el que se evidencian claros rasgos de la escultura clásica griega, ¿se te viene a la memoria alguna de las esculturas que ya conoces? Bien podría estar inspirado en el Doríforo de Policleto,¿no crees? Si te fijas en la coraza que lleva ceñida al pecho está decorado con abundantes relieves con dioses y campañas durante su reinado, podemos decir que se trata de un relieve histórico en un retrato.

 

de Policleto,¿no crees? Si te fijas en la coraza que lleva ceñida al pecho está decorado con abundantes relieves con dioses y campañas durante su reinado, podemos decir que se trata de un relieve histórico en un retrato.

 

¿Sabes que el Augusto de Prima Porta estuvo policromado en su origen? No sé con cuál de las imágenes te quedarías…

A partir del siglo I de abandona el idealismo para entrar en una fase de gran realismo. Se produce una humanización de las expresiones, dotando al semblante de la gran fortaleza del ser humano. Un buen ejemplo es la escultura ecuestre de Marco Aurelio, realizada en bronce y conservada gracias a que se confundió con el emperador Constantino, quien legalizó el culto cristiano.

 

Para que entiendas bien cómo se realizó esta escultura en bronce puedes ver este vídeo de gran utilidad para ver el proceso del vaciado de la cera perdida.

Durante el Bajo Imperio se tiende hacia la simplificación de las formas que tienden a la esquematización como vía de ensalzar a la figura representada. Así se hace en la cabeza de Constantino que ya roza el hieratismo que anticipará el arte bizantino posterior.

 

Las influencias del retrato romano son:

  • la escultura griega helenística
  • la escultura funeraria etrusca
  • la imagines maiorum

En su evolución podemos distinguir varios periodos:

  • Hasta el siglo I  se observa cierta idealización
  • Desde el siglo I el realismo se impone
  • Durante el Bajo Imperio las imágenes sufren una esquematización

Roma estructura política, obras públicas

Ya hemos visto la importancia de lo utilitario en el mundo romano, pues ¿qué es más práctico que crear construcciones que favorezcan la unidad del gran imperio creado? En ese sentido, levantarán grandes obras de ingeniería para favorecer la unanimidad y dar servicios a la población. Entre las obras estatales destacamos las calzadas, los puentes, los acueductos o las cloacas.

Vía Apia

Si tenemos en cuenta ese dicho de que “todos los caminos llevan a Roma”, ilustra a la perfección la red de caminos empedrados que se distribuían por todo el Imperio siguiendo un trazado radial, pues estas carreteras partían desde Roma hacia todos los lugares más recónditos. Entre las calzadas más importantes de Roma destacamos la Vía Appia. En nuestro país estaba la Vía Augusta que iba de Cádiz a Roma pasando por Tarragona.

 

Los puentes constituyeron una parte más de las calzadas, pues eran necesarios para salvar los desniveles de los ríos. Para ello se trazaron arcos de medio punto sobre los que continuaban los caminos. Sobre el río que pasa por la propia ciudad de Roma, el Tiber, se construyeron varios, como el Puente Aelio, también conocido como Sant’Angelo, o el Pons Fabricius. En Hispania destaca el Puente de Alcántara, en Cáceres.

Con la idea de dar servicio a las ciudades se construyeron los acueductos. Estas excepcionales construcciones sobre grandes arcadas fueron ideadas para proveer de agua procedente de los pantanos lejanos a las poblaciones. Seguro que si te pedimos que pienses en la imagen de un acueducto puede que te venga a la mente el acueducto de Segovia, y es que tenemos en nuestro país uno de los mayores y mejores conservados.  Pero además del Acueducto de los milagros de Mérida, también se reparten otros a lo largo de lo que fue el Imperio, ejemplo de ello es el Pont du Gard, al sur de Francia, que tuvo la doble función de puente y acueducto, ¿se puede ser más práctico?

Para complementar a los acueductos, las ciudades estaban dotadas de una red de saneamiento, unas cloacas que constituyen las tramas más vetustas de alcantarillado en el mundo. Ejemplo de esto es la Cloaca Máxima de Roma.

Cloaca Máxima


arte etrusco

Los etruscos son la civilización que se ha venido considerando como los antecesores de Roma y continuadores del legado helénico, lo que supuso el eslabón entre los griegos y los romanos. Habitaron en la península Itálica, en la actual zona de la Toscana italiana, entre los siglos VIII y I a. C. Más difícil resulta ponerse de acuerdo sobre el origen de este pueblo. Para unos, Etruria, como se llamaba al territorio que ocupaban los etruscos, había surgido de manera autóctona, sin embargo, para otros procedían de oriente o bien del norte. Lo que sí está más claro es que fueron un pueblo que dominó la mitad septentrional de la península Itálica gracias a su posición hegemónica de las técnicas militares, al menos, hasta que llegaron los romanos. Igualmente importante fue su cultura urbanita que transmitieron al mundo romano, pues levantaron las primeras ciudades de la Europa Occidental. Destaca también su labor como orfebres, dominando las técnicas de los metales y mostraron su maestría como constructores marítimos.

Sin embargo, al llegar al siglo III a. C. los municipios etruscos van cayendo bajo la órbita de Roma, perdiendo poco a poco su presencia a través de un proceso de aculturación y unificación política que culmina en el siglo I a. C. A pesar de esta transformación, la influencia y el recuerdo etrusco estará presente siempre en la civilización romana, es de resaltar por ejemplo en el periodo de la monarquía la existencia de reyes etruscos.

En definitiva, podemos decir que Roma se empapó de manifestaciones griegas y etruscas, conformando piedras angulares de la cultura romana a todos los niveles.

En ocasiones se ha considerado a la sociedad etrusca como un matriarcado, y aunque no podemos decir que sea así, la posición social con la que contó la mujer por entonces fue tan adelantada en su mundo que incluso estas fueron mal vistas. Y es que hasta hoy en día hay en ciertas civilizaciones aún no se ve con buenos ojos que la mujer obtenga grandes cotas de libertad.
Aunque no podemos afirmar que el marido no tuviera influencia ninguna sobre la mujer, sí que estaba implicada en la vida social, pudiendo considerarlas como libres. La mujer etrusca tenía potestad para administrar sus posesiones, sin necesidad de contar con su marido, al que ella elegía sin ser concertado por su padre. Asistía de manera normalizada a los juegos y banquetes, interviniendo activamente, incluso bebiendo, una actividad reservada en la antigüedad a los hombres. Toda esta relevancia social de la mujer fue igualmente reflejada en el plano sexual, de ahí las críticas de otras sociedades que no veían con la misma normalidad la sexualidad femenina ni la desnudez.

 

¿Recuerdas cómo los etruscos influyeron en Roma y llevaron a su vez el legado griego? Pues esto mismo va a ocurrir igualmente con el arte.

Vamos a comenzar con la arquitectura.Entre las características técnicas propias y que dejaron de herencia a Roma es el planteamiento de una arquitectura abovedada, usando el arco de medio punto, la bóveda de cañón y la cúpula para las cubiertas. Esta técnica no solo sirvió para los edificios, sino que pudo ser empleada en las infraestructuras, como los puentes. Como elementos sustentantes se basaron como los griegos en las columnas, creando el orden toscano, similar al dórico y que legarán a la arquitectura romana.

Los templos se inspiran directamente de los griegos, sin embargo, los etruscos los dotan de carácter propio, siendo singular su estructura cuadrangular, pequeña, sobre un podio y con un atrio en la parte delantera, pero no en la trasera.

 

 

En cuanto a la arquitectura funeraria, es muy variada, existiendo desde enterramientos para las urnas funerarias hasta necrópolis más complejas como hipogeos, edículos o túmulos.

Los hipogeos son tumbas excavadas en la roca que estaban destinadas para la élite e imitaban la construcción de una casa, con su decoración propia incluida, creando una especie de ciudad.

Los edículos estaban sobre tierra, configurando una especie de templo reducido.

Los túmulos sobresalían metros hacia arriba formando como un aparente pequeño cerro cónico y se presentaban igualmente como una urbe.

 

La escultura etrusca, al igual que hemos visto con la arquitectura, tenía un objetivo religioso y funerario y estaba fuertemente influenciada por los modelos de la estatuaria arcaica griega. Si observas con detenimiento las imágenes que te mostramos a continuación seguro que ves claramente esos rasgos en los ojos almendrados o en la típica sonrisa que vino a denominarse la sonrisa etrusca.  No obstante, difiere de esta en el marcado realismo que se aleja del idealismo griego y que será transmitido a los romanos.
Los materiales elegidos por los etruscos fueron fundamentalmente el bronce o el barro modelado y cocido, sin menoscabo que podamos encontrar alguna en piedra.
Entre los modelos estatuarios más comunes encontramos:
• Las tapas de los sarcófagos, representan de manera distendida al fallecido como en el caso de El Sarcófago de los esposos
• Imágenes de bulto redondo. En este caso pueden ser las que se ubican en las cubiertas de los templos y que se realizaban en terracota; o bien hechas en bronce y de temática animalística o de dioses. Este es el caso de la Loba Capitolina o el Hermes y el Apolo de Veyes.

sarcófago de los esposos


extensión por todo el Mediterráneo

Si las distintas etapas políticas e históricas están estrechamente relacionadas con las diferentes formas de expresar el arte, la sociedad romana está igualmente vinculada, pues la desigualdad de esta otorga a ciertos grupos el cometido artístico para con el resto. La población romana era un colectivo dispar, en el que convivían ciudadanos de diversas categorías y en donde existía la esclavitud.

Entre los ciudadanos  podemos distinguir entre los que tenían derechos plenos, es decir, los privilegiados, y aquellos que aunque poseían derechos no podían acceder al poder a pesar de ser considerados ciudadanos libre, eran los conocidos como la plebe. Teniendo en cuenta que la sociedad romana es fundamentalmente urbana, serán a los privilegiados a los que se les asigne el deber de embellecer la urbe, considerando por tanto el arte como una herramienta imprescindible de alarde de supremacía.

En el último escalafón social se encuentran los esclavos, sin derechos ningunos, aunque algunos podían llegar a ser liberados y lograr el grado de libertos.

 

El colonialismo fue una de las señas identificativas del mundo romano, pues este gran imperio se fundamentó en la supremacía militar. El cuerpo militar de la Legión se convirtió en el eje vertebrador del Estado, a lo que se unió una administración diligente que desarrolló una ingeniería fundamental para la unificación de todo el territorio. Estas obras junto al embellecimiento de las ciudades a través del arte fue utilizado como un claro elemento propagandístico para levar a todos los rincones colonizados sus ideales.

De esta manera, Roma fue capaz de llevar a través de sus conquistas su cultura, siendo de gran importancia en el Mediterráneo incluso hasta la actualidad. Este proceso de adquisición del modo de vida romano es conocido como romanización, según el cual los usos y costumbres del Imperio se fueron extendiendo por todos los rincones conquistados. Así el latín se convirtió en la lengua oficial tanto para la administración como para la Iglesia, llegando a dejar un buen legado literario hasta el Renacimiento. Además, la evolución supuso particularidades regionales con el tiempo que desembocaron en las lenguas romances, base para muchas de las lenguas actuales. Incluso la costumbre del uso de la impresión para rotular edificios significó que los caracteres de su alfabeto se convirtieran origen para otros.

También de gran trascendencia para el fundamento del derecho occidental fue el Derecho romano.

En el siguiente vídeo que te dejamos puedes ver cómo fue la romanización de la Península Ibérica, la llamada Hispania para los romanos.


el imperio occidental

Esta nueva ciudad, que llegará a abarcar toda la cuenca del Mediterráneo pasará por diferentes etapas históricas a lo largo de toda su historia, desde la monarquía al Imperio, pasando por la República. Pero vamos a ver más detenidamente cuáles fueron los rasgos más significativos de estos momentos:

  • Monarquía (siglo VIII a.C- VI a.C): este periodo está marcado por una gran vinculación con el mundo etrusco, como ejemplo podemos apreciar la huella en el arte.
  • República (siglo VI- I a.C): supone el desarrollo y el afianzamiento de Roma a través de la asimilación de los estados helenísticos, entre otras ocupaciones y colonizaciones. El arte se vuelve más utilitario, lo que conlleva a una función propagandista.
  • Imperio (siglo I a.C- V): corresponde al momento de mayor crecimiento, por tanto, se plantea como necesario una división territorial en provincias, todo ello controlado bajo el gobierno dominante del Emperador. Este carácter preponderante será reflejado en el arte con un estilo sentencioso. No debemos olvidar, que las creencias politeístas romanas entran ahora en conflicto al decretar la tolerancia al cristianismo, y con ello una nueva expresión artística, el Paleocristiano, que dará respuesta a las nuevas necesidades de la comunidad creyente. El punto y final a este gran imperio de occidente lo pondrán los pueblos germanos invasores en el 476. No obstante, el imperio de oriente sobrevivirá por muchos más años en el esplendoroso Imperio Bizantino.





Copyright © 1996-2010 Creatividad1234. All rights reserved.
iDream theme by Templates Next | Powered by WordPress